domingo, 26 de febrero de 2012

Metrobús San Simón

Ubicada en la colonia del mismo nombre, su ícono representa la silueta de San Simón.

El apóstol Simón, también llamado el Zelote, es uno de los doce apóstoles. Antes de unirse a Jesús habría pertenecido al grupo de los zelotes, que luchaban contra Roma. Predicó en Egipto, Libia y, posiblemente, en Persia. Habría muerto como mártir en la costa de Mar Negro cerca del Cáucaso, probablemente en el territorio de la actual Abjasia. Simón recibe un epíteto que cambia en las cuatro listas: mientras Mateo y Marcos le llaman "cananeo", Lucas le define "Zelote". "Cananeo" muchas veces se interpreta como un gentilicio, indicativo de que Simón era de Canaán, lo que parece raro, considerando que todos los apóstoles habrían sido naturales de esa macro-región (que abarca Galilea, Judea, Samaria, Transjordania y Líbano), por lo que difícilmente se podría considerar un rasgo distintivo de Simón o fuente de su apelativo. Por otro lado, "cananeo" podría corresponder una transposición al griego de la palabra hebrea que designa a los zelotes: qanaim. Los zelotes, como lo habría sido este Simón, eran los miembros una facción religiosa y política, fundada por el año 6 dC, por Judas el Galileo.

La colonia San Simón lleva este nombre debido a que en esos terrenos se encontraba el pueblo de San Simón Tolnahuac. Alrededor de 1873 se inició este fraccionamiento en los terrenos del pueblo. El un antiguo pueblo conformó parte del señorío de Tlateloco y con el paso de los años se fue integrado a la Ciudad de México, sus tierras fueron de propiedad ejidal y se fueron fraccionando conforme creció la capital.

A partir del último cuarto del siglo XIX, fue poblada por trabajadores ferrocarrileros por la proximidad de la estación de Nonoalco. Durante muchos años, en la esquina que forman las calles de Manuel González y Lerdo estuvo la estación de ferrocarril de Monte Alto, llamada “Nonoalco”. Su avenida principal fue la llamada San Simón Atlampa que cruzaba el pueblo en su parte media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario